A menudo, pensamos que las soluciones a los problemas son responsabilidad de los demás. Esta percepción ha persistido durante años en la Ciudad de Cochabamba, especialmente en la U.E. JOSE MARIA SANTIVAÑEZ (Turno Mañana ), U.E. BEATRIZ H. DE BEDREGAL (Turno tarde), U.E. BERNARDINO BILBAO RIOJA, (Turno noche). Los niños, al salir de clases en los tres turnos de la escuela, se encontraban con vehículos que transitaban a alta velocidad, convirtiéndose en un peligro constante.

En reiteradas ocasiones, los niños estuvieron al borde de accidentes debido a la imprudencia de algunos pequeños que salían corriendo sin mirar y a conductores que no respetaban las señales que indican la obligación de transitar a 10 km por hora.

Sin embargo, en noviembre de 2023, la iniciativa de los padres de familia, el Presidente de la OTB Pulacayo y los vecinos asumieron el liderazgo. Decidieron abordar la situación y se dirigieron a las oficinas de Mamut, que, por cierto, es vecino de la unidad educativa. Solicitaron apoyo para mejorar la seguridad vial de la escuela.

Todas las partes involucradas unieron esfuerzos y se comprometieron a mejorar la seguridad de los pequeños de una manera innovadora. Se acordó que Mamut donaría los rompemuelles o reductores de velocidad, así como su instalación. Los padres de familia, mediante una colecta, se encargaría de proveer los tirafondos, tornillos y volandas. Ambas partes lograron materializar estas iniciativas y enfrentaron el desafío de obtener la autorización de la Alcaldía y Vialidad para llevar a cabo estas mejoras en el espacio público.

Es esencial recordar que cualquier mejora en el espacio público requiere la participación activa del Municipio, que debe guiar y asegurarse de que estas mejoras cumplan con la normativa y beneficien a los ciudadanos. El proceso comenzó con una carta a la Sub Alcaldía que no tuvo mucho éxito, pero la intervención de Vialidad aceleró el proceso. Sin el apoyo del Concejal Reyes Villa, este logro no habría sido posible antes del inicio de clases. El Municipio movilizó todos sus esfuerzos para superar la burocracia, y estos actores hicieron posible lo que parecía imposible.

Hoy, nos sentimos orgullosos de esta participación ciudadana donde empresa, sociedad y municipio se unen para brindar una solución a un problema que es de todos pero que nadie parecía dispuesto a abordar. Siguiendo el ejemplo de Mamut, preferimos #ActuarenVezdeHablar, mejorando la calle Quinta con rompemuelles fabricados a partir del reciclado de llantas. En este proceso, se redujeron 50 llantas que de otra manera estarían en vertederos. Hemos mejorado la seguridad de nuestros pequeños y hemos transformado nuestra ciudad con un pequeño cambio que promueve la acción ciudadana.

Te invitamos a seguir explorando nuestros programas para mejorar las ciudades con sostenibilidad, reciclaje e innovación, construyendo juntos ciudades sostenibles.